Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad.

Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad y sus alrededores

domingo, 20 de mayo de 2012

Basílica Menor del Santísimo Cristo de la Expiración, -II.

Como hemos visto en la entrada anterior, la basílica menor consta de dos naves, una del siglo XVII y la otra del XX. La capilla del XVII, dedicadda a la Virgen del Patrocinio en su advocación de Gloria, tiene forma rectangular, con una sola nave de tres tramos, que se cubre con bóveda de cañón. Es por la que se accede al templo y cumple función de Capilla Sacramental. Se comunica con la nueva a través de un arco protegido por una elaborada reja.
Vista de la capilla nueva desde los pies.


Puerta de comunicación entre las dos capillas.
A su lado, la nueva nave, terminada en 1.960, tiene planta de cruz latina, de 30 metros de largo por 7,50 de ancho, y un crucero de 14 metros. Cubierta con bóveda de cañón con arcos fajones y lunetos, presenta una cúpula con linterna sobre el centro del crucero, que recuerda los modelos de la arquitectura barroca local, contrastando con la sobria ornamentación del interior del templo, de cierto aire neoclásico.

La cubierta y el arco toral (incluidas las pinturas) de la capilla originaria fueron restaurados en 1.996 por el Ayuntamiento de Sevilla.

En este año 2.012, Su Santidad el papa Benedicto XVI otorga a la iglesia del Cristo del Cachorro el título y la dignidad de Basílica Menor.

Pasamos la puerta de comunicación entre capillas, para iniciar el recorrido por la capilla nueva.
Vista general de la capilla, con el retablo y camarín del Cachorro al fondo.
Lo primero que nos llama la atención cuando entramos en la basílica, (retablo del Cachorro aparte) es la presencia de numerosos azulejos del mismo estilo de los que adornan la portada. La razón es el deseo del arquitecto Gómez Millán de recalcar la estrecha relación del barrio de Triana con la artesanía cerámica desde la más remota antigüedad. Están situados en la base de los pilares, el zócalo de la iglesia y los muros del presbiterio, sobre planchas de mármol rojo. En ellos se representan diversos pasajes de la vida y Pasión de Jesús. Para su elaboración colaboraron los más prestigiosos ceramistas (Kiernam, Peláez, Martínez Adorna, Cortés, Muñoz Ruiz, Escolar Mateos) con las mejores fábricas de la ciudad (Santa Ana, Montalván, Vadillo Plata, Las Lomas).

Veamos algunas de estas obras maestras. Si nos colocamos en los pies de la capilla, mirando hacia el presbiterio, circularemos por nuestra izquierda, en el sentido de las agujas del reloj. En la base del primer pilar, veremos la siguiente escena:
Pilar I. San Pablo, la Ascensión de Cristo y san Pedro. Fábrica de Viuda de Luis Gordillo.
Pilar II. Descendimiento, Bautismo, Calvario y Sentencia. Antonio Cortés Ramírez, fábrica de Antonio Vadillo. Sevilla.
Veamos más detalladamente este conjunto:
Descendimiento de Cristo.
Expulsión de los mercaderes del templo.
El Bautismo de Cristo.
Calvario.
La sentencia.
El siguiente grupo de azulejos se encuentra en la esquina del crucero (pilar III), parte de él bajo el púlpito.
Pilar III, bajo el púlpito, con obras de Antonio Muñoz Ruiz y José Escolar Mateos, realizados en la fábrica Montalván.
Jesús entre los doctores.
Jesús entre los doctores.
La multiplicación de los panes y los peces.
Jesús entre los doctores.
La Resurrección de Cristo.
Las Tres Marías.
Púlpito.
En este brazo izquierdo del crucero podemos admirar el retablo de Nuestra Señora del Patrocinio., de estilo rococó y abundante rocalla. Consta de banco, cuerpo y ático.
Brazo izquierdo del crucero.
Retablo de Nuestra Señora del Patrocinio.
La talla de Nuestra Señora del Patrocinio es obra de Luis Álvarez Duarte (1.973), a semejanza de la destruida por el incendio que asoló el templo ese mismo año, y cuyas cenizas guarda en su interior, a modo de relicario. La corona de oro que luce es de Fernando Marmolejo, de 1.974.
Virgen del Patrocinio.
Virgen del Patrocinio. Luis Álvarez Duarte, 1.973.
Virgen del Patrocinio. Detalle.
Virgen del Patrocinio. Detalle.
Una pequeña Virgen del Rocío se coloca en la hornacina del retablo.
Muestro a continuación unas imágenes de la talla de la Virgen del Patrocinio que se perdió en el incendio de 1.973:

En las bases de los pilares que sostienen el arco toral que separa presbiterio y nave, encontramos nuevos azulejos:
Lado izquierdo: La Resurrección de Cristo.  Antonio Cortés Ramírez. 
Fábrica de Antonio Vadillo Plata. 
Lado derecho. La Santa Cena. Antonio Martínez Adorna. Cerámica Santa Ana. 
Nos encontramos ante el presbiterio que aloja en un magnífico retablo, instalado el año 2.010 y elaborado de forma conjunta por Javier Sánchez de los Reyes (traza), Jacinto Pérez Elliot (arquitectura), Pedro Manuel Benítez (talla), Juan García (carpintería) y los hermanos González (dorado). Dos grandes columnas salomónicas de seis espiras enmarcan el camarín de mármol verde jaspeado que alberga la impresionante talla del Santísimo Cristo de la Expiración, El Cachorro. De la sagrada imagen poco se puede añadir que no se haya dicho ya, así que dejemos que las fotografías hablen por sí solas.
Santísimo Cristo de la Expiración, El Cachorro. Francisco Antonio Ruiz Gijón, 1.682.
Lámpara de plata en el presbiterio.
En el brazo derecho del crucero vemos un sencillo altar de corte neoclásico, dedicado a san José. No he encontrado referencia alguna sobre él.
Altar de san José.
Altar de san José.
Vidriera en el brazo del crucero.
Bóveda de media naranja en el crucero.
Otra imagen del arco toral y la bóveda.
Veamos los azulejos que decoran este lado del crucero. Nos muestran, de izquierda a derecha y de arriba a abajo a san Pedro apóstol, san Pablo apóstol, san Mateo apóstol y evangelista y san Juan apóstol y evangelista. Los cuatro son obra de Facundo Peláez Jaén, elaborados en Cerámica Santa Ana.



















En la esquina derecha del crucero, a los pies del arco toral, en el pilar IV, encontramos otro conjunto cerámico, realizado por Antonio Muñoz Ruiz, José Escolar Mateos en la fábrica Montalván.
Conjunto cerámico del pilar IV, en la esquina derecha del crucero.
El ángel anunciando a los pastores.
La huida a Egipto.
El Nacimiento de Jesús.
Adoración de los Magos. Gaspar.
Adoración de los Magos. Baltasar.
Adoración de los Magos. Melchor.
Seguimos en dirección a los pies del templo, llegando hasta el pilar V, en el que nos muestra la escena del encuentro de Jesús con la samaritana, elaborado por Antonio Kiernam Flores en la fábrica de Cerámica Santa Ana.
Pilar V. 
Encuentro de Jesús y la samaritana.




















Ya tan solo nos queda el último pilar, el número VI, junto a la puerta de comunicación entre las capillas nueva y antigua. En él se muestran una serie de azulejos de autor desconocido, confeccionados en la fábrica Las Lomas, de Viuda de Luis Gordillo.
Encuentro de Jesús con la Virgen camino del Calvario.
Virgen del Patrocinio.
Cristo de la Expiración.
San Pedro andando sobre las aguas.
Tan solo nos queda por ver en esta capilla nueva las diferentes pinturas que adornan las paredes, aunque las fotografías, como sucede en prácticamente todas las iglesias y conventos, son difíciles debido a la altura a que se encuentran y a la opacidad acumulada por siglos de velas encendidas. Recorro de nuevo la nave desde la entrada, en la dirección de las agujas del reloj.
Inmaculada.
Arcángel san Miguel.
Nazareno. Anónimo, siglo XVII.
San Jerónimo. Anónimo del siglo XVII.
El sueño de Jacob.
Como esta entrada se ha alargado mucho debido, sobre todo, a la gran cantidad de azulejos existentes, dejamos para la próxima la visita a la capilla antigua.

NOTA: Deseo agradecer de corazón el permiso concedido por http://www.retabloceramico.net  para utilizar sus fotografías, sin las cuales me hubiera salido un churro de entrada.



No hay impedimento para personas con movilidad reducida.