Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad.

Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad y sus alrededores

miércoles, 6 de marzo de 2013

Exposición sobre la Sábana Santa en el Antiquarium.


Esta entrada no tiene fotografías. Y no las tiene porque no permiten hacerlas.
Afortunadamente, como no es la primera vez que me sucede, he tenido la precaución de llamar antes y no me he plantado allí para encontrarme que solamente he sacado la cámara de casa para pasearla.
Pero vamos a empezar por el principio. Gran despliegue publicitario en todos los periódicos de la ciudad. La exposición sobre la Síndone promete porque, entre otros, ha participado el profesor Miñarro, uno de los expertos más reconocidos internacionalmente sobre el tema. Llamada del teléfono al Antiquarium para saber horarios, precios y, sobre todo, la posibilidad de realizar fotografías para publicar la información en este blog.
Primer obstáculo: el Antiquarium no tiene nada que ver con la exposición; debo llamar a otro número que, además, es un 902.
Segunda pega: la entrada cuesta 8 euros, con descuento de 2 € para discapacitados y jubilados. Nacidos o residentes en Sevilla o desempleados no tienen descuento.
Tercer tropezón: no se pueden realizar fotografías de ningún tipo. Supongo que para vender  los 1.000 catálogos que han impreso a 25 euros la unidad.
Cuando termina de informarme el teleoperador (han contratado los servicios de un call center, quién dijo miseria), veo que han transcurrido ocho minutos y medio. Ya veré en la próxima factura telefónica lo que me ha costado saber que no puedo ir a ver la exposición.
Hasta aquí, la pataleta; ahora expondré mi opinión. La cultura debe ser libre, gratuita y universal. Sin embargo, teniendo en cuenta el mundo y el momento en que vivimos, no seré yo el que critique que se cobre por visitar determinados monumentos y/o exposiciones. Es más, considero que, en la mayoría de los casos, es imprescindible para el mantenimiento de las instalaciones. 
Comprendo que cualquier actividad que se emprenda conlleva una serie de gastos que deben compensarse. Sin embargo, el importe de la entrada debe ser proporcional a lo expuesto. No es de recibo que por visitar esta exposición (en la que, recordemos, está prohibido realizar fotos) nos cobren los mismos 8 euros que cuesta visitar el conjunto Catedral/Salvador o Reales Alcázares/Salvador.
Además, se ha pecado de poca sensibilidad social, ya que tanto parados y estudiantes como sevillanos o residentes en la ciudad no tienen ningún tipo de descuento, lo que sí ocurre en Catedral y Alcázares.
Termino con la misma opinión que he sustentado siempre: en todos los monumentos y/o exposiciones, sobre todo si son públicos y además se cobra por visitarlos, deberían estar permitidas la toma de imágenes. Es un sinsentido promocionar un acontecimiento y desperdiciar las oportunidades que las nuevas tecnologías ofrecen para hacerlo gratuitamente.
Saludos a todos.