Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad.

Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad y sus alrededores

viernes, 28 de marzo de 2014

Carmona. Convento de Santa Clara, -II. El coro bajo y el claustro.


Una vez que bajamos del mirador hasta el atrio, veremos a nuestra derecha la actual puerta de entrada a la iglesia, que es por el muro del Evangelio.
La portada principal se situaba a los pies del templo, aunque posteriormente fue tapiada, usándose la actual para acceder a la iglesia. También dotada de doble portada, su construcción se llevó a cabo entre finales del XV y principios del XVI.
Portada principal, de clara inspiración gótico mudéjar, cegada en la actualidad.
Cuando la cruzamos, vemos que la iglesia es de una sola nave (disposición típica conventual) pero, antes de recorrerla, visitaremos el coro bajo y el claustro. Giramos, pues, a nuestra derecha, y pasamos al coro bajo.
Reja que separa el coro bajo del resto de la nave.
La estancia está repleta de retablos menores, desgraciadamente no rotulados (como sucede en todo el conjunto), por lo que es difícil identificarlos. 
El coro bajo, visto desde la reja de separación.
Muro derecho del coro.
Muro izquierdo.
Iniciamos el recorrido por nuestra derecha, con un primer retablo de estilo rococó, tallado en caoba sin dorar, que nos muestra una pequeña Inmaculada.
Retablo de Inmaculada.
A continuación se sitúa otro retablo, igualmente rococó, aunque dorado, con la imagen de Cristo en su advocación de la Humildad y Paciencia. 
Retablo de Cristo de la Humildad y Paciencia.
Una imagen de Santa Clara, protegida por vidrios, en otro retablo del mismo estilo y época que los anteriores.
Retablo de Santa Clara.
Preside la sala una talla de la Virgen con el Niño, en su correspondiente retablo.
Retablo de Virgen con Niño.
Pasamos al muro contrario y procedemos a recorrerlo en sentido contrario, es decir, hacia la reja de separación.
Vista del coro bajo.
Retablo de santo desconocido.
Retablo de la Divina Pastora.
Retablo de Jesús atado a la columna.
Los sitiales del coro rodean toda la estancia.
Parte alta del muro de separación entre el coro y la zona de los fieles.
Bajo este lienzo, a nuestra derecha, veremos la puerta que nos comunica con el claustro del convento. Consta de dos plantas, la inferior con galerías delimitadas por arcos de medio punto apoyados sobre columnas de mármol blanco. La superior, con el mismo número de galerías posee arcos escarzanos que se sustentan sobre pilastras de ladrillo octogonales. 
Vistas generales del claustro del convento.
Esquina con bóveda de media naranja gallonada.
Estación del Vía Crucis en las galerías del claustro.
Armario-retablo.
Azulejo recordatorio del octavo centenario del nacimiento de Santa Clara.
Planta alta del claustro y campanario.
Campanario y mirador.
En esta otra esquina, la bóveda es de pañuelo, adornada con casetones.

Horario: martes a sábados, de 11,00 a 14,00 y de 16,00 a 18,00 horas. Domingos: 11,45 a 14,00 y de 16,00 a 18,00 horas.
Precios: 2 €.

No hay problemas de acceso para personas con movilidad reducida en toda la visita, excepto, como comenté en la primera parte, en la subida al mirador.