Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad.

Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad y sus alrededores

sábado, 31 de enero de 2015

Visitando la Catedral, -XIV. La Capilla Real, el cuerpo incorrupto (y viajero) de San Fernando y las leyendas sobre el origen de la Virgen de los Reyes.

La Capilla Real presenta dos características poco usuales. Por una parte, es de estilo renacentista, mientras que casi todo el resto del edificio es gótico (la zona del Pabellón y las estancias capitulares también son renacentistas). Por otra, está situada en la cabecera del templo, zona reservada habitualmente a la Capilla Mayor. La explicación de ambos hechos es única: el ábside de la Catedral de Sevilla es patrimonio de la Casa Real, que debía conceder permiso para su construcción, y ese permiso no llegó hasta los tiempos de Carlos I, época en la que el gótico había dejado paso al renacimiento.

30 de mayo en la Capilla Real.

miércoles, 28 de enero de 2015

Visitando la Catedral, -XIII. Capilla de San Pedro. El arzobispo Deza, el león que iba a Misa y una “bañera”.

Hoy comenzamos el recorrido de la parte “noble” de la Catedral, es decir la que ocupa la cabecera del templo.
En nuestro camino encontramos en primer lugar la Capilla de San Pedro. Lo primero que llama la atención de ella es la espléndida reja que la cierra, forjada en 1.780 por fray José Cordero, religioso lego del convento de San Francisco, en el Puerto de Santa María.
Capilla de San Francisco.

domingo, 25 de enero de 2015

Visitando la Catedral, -XII. Esquina noreste.

Nos encontramos ante la esquina noreste del edificio. Se trata de un lugar singular, ya que el espacio existente bajo el arco apuntado está compartido entre un estrecho pasillo que conduce a la Puerta del Lagarto y la Capilla del Pilar o de los Pinelo. Por esta causa, son dos los lados cerrados mediante rejas, de 1.717, y no uno como estamos viendo hasta ahora.
Capilla del Pilar.

jueves, 22 de enero de 2015

Visitando la Catedral, -XI. Capilla de los Evangelistas.

Ortiz de Zúñiga nos apunta que el arcediano de Écija, Rodrigo de Santillán, dotó esta capilla en el año 1.530, para sí y su familia, incluyendo posteriores linajes.  
Vista general de la Capilla de los Evangelistas.

miércoles, 21 de enero de 2015

Visitando la Catedral, -X. Capilla de las Doncellas.

Terminamos la entrada anterior junto a la Capilla de la Asunción de Durango. Junto a ella, en el muro del lado derecho, veremos la entrada lateral de nuestra primera parada de hoy, que no es otra que la Capilla de las Doncellas, también llamada de las Vírgenes.
Entrada lateral de la Capilla de las Doncellas.

sábado, 17 de enero de 2015

Visitando la Catedral, -IX. Altar de plata y capillas laterales.

El llamado Altar de Plata es un monumento efímero que se montaba para ensalzar las celebraciones litúrgicas y para mayor gloria del Sacramento. Antiguamente se levantaba ante el Altar Mayor durante las octavas del Corpus y de la Inmaculada.
El Altar de Plata en su ubicación y configuración actual.

miércoles, 14 de enero de 2015

Visitando la Catedral, -VIII. Capilla de San Francisco de Asís.

Cuando llegamos ante la Capilla de San Francisco vemos, en el muro frontal, una vitrina en cuyo interior se encuentra un busto de un Ecce Homo, anónimo sevillano del siglo XVII.
Vista general de la Capilla de San Francisco de Asís.

jueves, 8 de enero de 2015

Visitando la Catedral, -VII. Capilla de Santiago.

Continuamos nuestro recorrido por el lado norte (nave del Evangelio) del templo. 



Junto a la Capilla de Scalas veremos la Capilla de Santiago.
Vista de las capillas de Santiago y San Francisco.

domingo, 4 de enero de 2015

Visitando la Catedral, -VI. Capilla de Scalas.

La siguiente parada en nuestro camino es la Capilla de Scalas, denominada así por ser su patrono Baltasar del Río, arcediano de Niebla, fundador de la cofradía de Nuestra Señora de la Consolación y de los Doce Apóstoles y obispo de Scalas.



Vista general de la Capilla de Scalas.

jueves, 1 de enero de 2015

Visitando la Catedral, -V. Esquina noroeste y Capilla de San Antonio.

Iniciamos el recorrido del lado norte (nave del Evangelio) del tempo metropolitano.


Ante la esquina que forman los lados sur y oeste de la catedral, justo delante de la puerta de comunicación con la iglesia del Sagrario, se sitúa una amplia vitrina horizontal en cuyo interior se expone el Pendón de San Fernando, aquel que el monarca remendó con sus propias manos tras ser dañado en un ataque sarraceno durante el cerco a la Sevilla islámica, lo que le llevó a ser adoptado por el gremio de los sastres como patrono. Desgraciadamente, debido a la posición de la vitrina y los reflejos en los vidrios que la forman, las fotografías obtenidas no son de buena calidad.
Pendón de San Fernando.