Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad.

Historia, leyendas y curiosidades de nuestra ciudad y sus alrededores

miércoles, 26 de abril de 2017

Visitando la Catedral, -XXVI. Capilla de la Virgen de la Antigua. Leyendas de sus milagros. La Maldición Gallega.


En el muro situado junto al Altar de Concepción, vemos una puerta con arco de medio punto abocinado, con su parte superior (arquitrabe, frontón, tímpano, pináculos) decorada con elementos platerescos. El intradós del arco nos muestra varias esculturas de santos y, sobre las pilastras, San Pedro y San Pablo.
Entrada lateral a la Capilla de la Virgen de la Antigua.

miércoles, 12 de abril de 2017

Visitando la Catedral, -XXV. Interior de la Puerta del Príncipe. El San Cristóbal de Pérez de Alesio y la gamba de Luis de Vargas. El misterio de los huesos de Cristóbal Colón.

Nuestra próxima parada no es otra que el interior de la Puerta del Príncipe, también llamada de la Lonja, por motivos obvios, y de San Cristóbal, luego veremos por qué.
Vista de la zona del interior de la Puerta del Príncipe.

lunes, 10 de abril de 2017

Visitando la Catedral, -XXIV. La Sacristía de los Cálices.

Se trata de un recinto al que se accede desde la Capilla de los Dolores. En él se expone una selección de pinturas religiosas de grandes y antiguos maestros que posee la Catedral. 
La Sacristía de los Cálices, vista desde la puerta de entrada.

miércoles, 5 de abril de 2017

Visitando la Catedral, -XXIII. Capilla de los Dolores.


Vecina a la capilla de San Andrés, visitada en la entrada anterior, encontramos la Capilla de los Dolores o de Santo Tomé. 
Capilla de los Dolores o de Santo Tomé.

sábado, 1 de abril de 2017

Visitando la Catedral, -XXII. Capilla de San Andrés o del Sagrado Corazón. Leyenda de Vázquez de Leca.

Antes conocida como del Sagrado Corazón, esta capilla recibía tal nombre por la imagen de esta advocación de Cristo, realizada por el catalán Claudio Rius en 1.948 por encargo del cardenal Segura. Instalada sobre un retablo neogótico, la talla, de estilo bastante diferente al que por estas tierras gusta, gozó de poca devoción, por lo que fue “traspasada” a la iglesia del Sagrario, donde parece que sí ha encajado mejor.
La Capilla de San Andrés, vista desde la nave central.